tarot on line gratuito
tarot on line

 

PRINCIPAL

Tarot.
Orígenes
Historias Terror
Mal de ojo
El Manto de Turín
Quiromancia
Sahumerios
Poder de las piedras
Poder Pensamiento
Vivir sin miedo
Los Chacras
Limpieza energética
Test de los colores

Hipnosis y Runas.
Hipnosis y su estado
Historia
Como hipnotizar
Riesgos
Hipnosis y….
Tipos Hipnosis

Tirada Tarot Gratis

Horóscopo Total
Horóscopo Chino
Astronomia
Feng Shui
Tarotistas
Diamante azul
Videncia Amelia
Magia
Rituales
Tu Ventana
Tarot Futuro
Mina de Santiago
Angelo y David
Todo tarot

tarot gifs sms

tarot-online-gratuito

 

¿Que es la hipnosis?

 

Se trata de un procedimiento durante el cual un profesional de la salud, o investigador, sugiere a una persona cambios en las sensaciones, pensamientos, sentimientos y conducta. Es así que puede ser utilizada con éxito para tratar cualesquiera de las enfermedades llamadas psicógenas o psicosomáticas. Es un estado semejante al sueño, provocado mediante hipnotismo, en el que existe una gran receptividad del sujeto que lo experimenta hacia su hipnotizador.  

Según los especialistas, se trata de un procedimiento durante el cual un profesional de la salud o un investigador sugieren a una persona cambios en las sensaciones, pensamientos, sentimientos y conducta. La hipnosis no es un tipo de terapia, como el psicoanálisis, sino un procedimiento, un conjunto de técnicas que se pueden usar para ayudar a la terapia.  Puede ser aplicada tanto para curar o mejorar enfermedades, como para optimizar las condiciones físicas o mentales de las personas. Por ejemplo, se puede aplicar la hipnosis para la extracción de muelas sin dolor; también se la ha utilizado en dermatología para curar verrugas, eczemas y todo tipo de erupciones cutáneas. Asimismo con la hipnosis se puede tratar todo tipo de trastornos mentales y psicológicos, como: fobias, miedos, traumas, depresión, angustia, nerviosismo, estrés, timidez, etc.

Existen dos campos generales de aplicación de la hipnosis y autohipnosis en la psicología: la superación y mejora, y la ayuda terapéutica. En el primer caso, mejora el rendimiento de los deportistas, aumentando la autoestima e incorporando mecanismos de autocontrol y superación personal. Esto también es de utilidad para profesionales con mucha exigencia y situaciones de estrés continuas. Por otro lado, permite a los estudiantes centrar la atención, incrementar su motivación y facilitar el aprendizaje; y a los artistas les facilita la profundización en sensaciones y percepciones propicias para la creación.  En definitiva, con esta técnica se pueden tratar cualesquiera de las enfermedades llamadas psicógenas o psicosomáticas, aquellas que tienen un origen en un conflicto emocional o psíquico. En el campo de las adicciones (como tabaquismo, alcoholismo, etc.) su aplicación también tiene un éxito notorio

 

¿Que es el estado hipnotico?

 

El estado hipnótico es un estado de “superconcentración”, en el que la conciencia centraliza su atención sobre puntos concretos, separándolos del resto. Es como cuando hacemos pasar los rayos del sol a través de una lupa: la energía se concentra sobre un punto concreto, pero sin perderse un ápice de ella.
En este sentido es algo muy distinto del sueño. Durante la hipnosis no hay ningún tipo de pérdida involuntaria de control. Durante el estado hipnótico, el sujeto es dueño de sí mismo y no hace sino aquello que acepta hacer.

En sentido estricto, no es que una persona hipnotice a otra. Lo que sucede es que una persona entra en un estado de concentración y relajación, y otra le explica cómo hacerlo. Cualquier otra forma de entender la hipnosis es contraproducente.

Si el que da las instrucciones las plantea en forma de reto (“ahora no podrá abrir los ojos, aunque quiera”) o anuncia que van a suceder acontecimientos hipotéticos (“cuando se despierte ya no volverá a fumar”) está actuando, como mínimo, a la ligera. Si los sujetos hipnotizados son muy sugestionables, o (en la hipnosis de escenario) están vencidos por la ansiedad, pueden responder ciegamente a este tipo de órdenes. Pero, si se trata de personas normales, pueden responder en forma muy crítica a estas sugerencias, más propias del hipnotizador de feria que del profesional que emplea la hipnosis como medio para hacer el bien.

SI bien es verdad que, para el hipnotizador de feria, este tipo de “espectáculos” resultan muy comerciales. Pero no es menos cierto que las órdenes a seguir de forma irracional comportan alguna forma de vejación al sujeto hipnotizado y suponen un desprestigio para la técnica.

La hipnosis no es un estado de sueño, aunque muchos de los hipnotizadores de feria (y algunos de los “serios”) manejen la palabra “Dormir” o la orden “¡Duerme!” como artimaña en sus actuaciones. Hipnosis es un estado de “superconcentración”. Si efectuamos electroencefalograma de una persona en estado hipnótico, el trazado obtenido no se parece en nada al del sueño, sino que se asemeja al de una persona despierta, atenta, pero en estado de gran tranquilidad y relajación mental.

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web
Coste del 806 : Precio Máximo desde Fijo:1,21; desde Movil 1,57 Euros por minuto. IVA incluido. Solo Mayores de 18 años

93 122 00 36 . En este número fijo, puede hacer la consulta con tarjeta, Visa y Mastercard.